15 ideas de actividades y sitios para visitar en Bristol

Bristol es una ciudad repleta de diversión con multitud de cosas que ver y hacer. Ya sea para visitar la ciudad en familia o pasar un fin de semana con alguien especial, hay actividades para todos los gustos y todas las edades. Desde exposiciones interactivas hasta museos históricos o su espectacular arte callejero, te faltará tiempo para disfrutar de todo lo que ofrece Bristol.

  1. M Shed

Si quieres conocer la historia de Bristol, M Shed es un museo que ofrece mucha información sobre la ciudad y su gente, gracias a colaboraciones con expertos y comunidades locales. Este museo de entrada gratuita abarca más de 2000 años de historia. Cuenta con 150 vídeos restaurados y digitalizados que te ayudarán a conocer más de cerca la historia, la música y el arte de la ciudad. Además, el museo exhibe más de 3000 objetos que relatan la historia industrial, marítima y social de Bristol.  

Cómo llegar: bájate en la parada 1, camina por el puerto cerca de Queen Square y cruza Prince Street Bridge para llegar a Princes Wharf, donde se encuentra el museo M Shed.

  1. Puerto flotante de Bristol

Atracciones turísticas, eventos, comida y bebida… ¡en el puerto de Bristol tienes de todo! En la zona del puerto encontrarás lugares de interés muy conocidos como We the Curious, el acuario, la galería de arte contemporáneo Spike Island o M Shed. 

Una buena forma de empezar el día es darse un paseo por el puerto para disfrutar de las vistas pintorescas antes de explorar las atracciones turísticas de la zona. No te olvides de hacer un descanso para picar algo en uno de los singulares cafés que bordean el puerto. Si estás allí el sábado o el domingo, no te pierdas el mercado street food.

  1. Bristol Ferry Boats

Disfruta de unas vistas inigualables de Bristol desde un barco con Bristol Ferry Boats que navega desde el SS Great Britain hasta la estación de Temple Meads. Embárcate en la aventura para contemplar la ciudad desde una perspectiva completamente diferente, ya sea contratando un barco entre un grupo de amigos o haciendo un crucero hasta el desfiladero del río Avon. Bristol Ferry ofrece una amplia gama de circuitos temáticos en barco que se adaptan a todos los gustos. 

Cómo llegar: la salida del ferry se encuentra entre la parada 1 y la 14.

  1. Bristol Hippodrome

No esperes ver una carrera de caballos en el Hippodrome… Se trata de un teatro de la época victoriana tardía que organiza representaciones de todo tipo en Bristol. Hazte con una entrada para ver alguna función, ya sea un musical, una producción de la ópera nacional o una pantomima. 

Con su amplia variedad de representaciones en cartel durante todo el año, encontrarás alguna a tu medida, incluso para niños. Acomódate para disfrutar del espectáculo con unas crujientes palomitas y una bebida a mano.  

Cómo llegar: bájate en la parada 1 y camina hasta el final del puerto.

  1. Torre Cabot

Para tener una magnífica vista de Bristol, dirígete a Brandon Hill y a la Cabot Tower, una torre de 32 metros construida en 1897 para conmemorar el 400º aniversario del viaje de John Cabot desde Bristol a Canadá. Sube gratis a la cima de la torre y disfruta de la vista panorámica de la ciudad.

Mientras estés allí, aprovecha el momento para hacer una pausa tranquila. Brandon Hill es el parque más antiguo del centro de Bristol y una área de conservación de la naturaleza también conocida por ser un popular lugar de picnic.

Cómo llegar: bájate en la parada 3 

  1. Museo y galería de arte de Bristol

En las 19 galerías del Bristol Museum and Art Gallery, podrás aprender un montón de cosas sobre civilizaciones antiguas, y sobre invenciones y creatividad humanas. El museo repasa la historia del mundo de todas las formas posibles, desde los mismísimos inicios. 

Está en la parte alta de Park Street, una zona de fácil acceso, y alberga exposiciones y eventos durante todo el año. No dudes en visitarlo y descubre galerías de dinosaurios, flora y fauna, alfarería y pintura. Además, la entrada es gratuita. 

Cómo llegar: bájate en la parada 3

  1. Bristol Zoo Gardens

No te pierdas un día de excursión por el fabuloso reino animal. Bristol Zoo Gardens es un parque de casi 5 hectáreas que ha sido merecedor de varios premios. Con más de 400 especies del mundo entero, este zoo gestionado por una asociación sin ánimo de lucro te depara un sinfín de emociones. Además de la gran variedad de animales, en sus jardines botánicos podrás disfrutar de más de 100.000 sorprendentes plantas exóticas de todo el mundo. 

Si en tu familia hay algún aficionado a las acrobacias, ¡que se atreva con la carrera de cuerdas para saltar como un mono de la jungla! 

Cómo llegar: bájate en la parada 6 

  1. Clifton Suspension Bridge

El puente colgante de Clifton es todo un símbolo arquitectónico de Bristol. Construido en 1831 por Isambard Kingdom Brunel, este puente colgante es una de las infraestructuras más características de la ciudad. Con sus 214 metros de longitud sobre el río Avon, el puente de Brunel supuso un gran cambio en la historia de la ciudad y se convirtió en un icono de la ingeniería civil. 

El puente está abierto las 24 horas del día, 7 días a la semana, y la zona de acceso para peatones es gratuita. La panorámica desde el puente es magnífica, pero es incluso más espectacular verlo de noche desde los barrios colindantes. 

Cómo llegar: bájate en la parada 7 y dirígete hasta el Observatorio de Clifton para ver una panorámica del puente o recórrelo a pie. 

  1. SS Great Britain

El principal atractivo turístico de Bristol es el buque SS Great Britain, una prueba irrefutable de los grandes ingenieros británicos y uno de los barcos más importantes de la historia. En la década de 1970, volvió de las islas Malvinas y, tras la reparación del casco oxidado, se reformó para convertirlo en dos museos y un centro de investigación que ofrece datos curiosos sobre el propio Brunel y la historia del barco. 

Una visita idónea para hacer con niños, que podrán descubrir cómo era la vida a bordo a través de historias interactivas. ¡Prepárate para disfrutar de un verdadero viaje en el tiempo!  

Cómo llegar: bájate en la parada 8 y cruza el río a bordo de un ferry desde Mardyke hasta el SS Great Britain.

  1. Acuario de Bristol

Ven a descubrir cientos de animales: tiburones, peces tropicales… ¡hasta caballitos de mar! Con más de 40 zonas de exhibición, Bristol Aquarium es el lugar idóneo para llevar a los niños, sobre todo los días de lluvia. En su interior, descubrirás todo un mundo submarino rebosante de colorido como nunca lo habías visto. En el acuario hay especies acuáticas locales y del mundo entero. 

Durante tu safari submarino, no te olvides de leer los diferentes carteles informativos para conocer datos curiosos sobre las especies marinas y sus hábitats. El acuario cuenta también con una sala botánica para que puedas ver cómo las raíces de plantas gigantes filtran las aguas del acuario.  

Cómo llegar: bájate en la parada 9 y cruza la carretera para llegar al acuario de Bristol. 

  1. We the Curious

Para mantener a los más peques entretenidos y hacer felices a los mayores, nada mejor que una visita a We the Curious junto al puerto de Bristol. Un centro de exposición donde no existen barreras entre el arte, la ciencia y las ideas, que cuenta con más de 250 actividades interactivas para todas las edades. Aquí puedes hacer todas las preguntas que quieras, descubrir las maravillas de la ciencia y poner a prueba un montón de ideas. ¡Un lugar fascinante para toda la familia! 

Justo detrás del centro se encuentra Millenium Square, con el BBC Big Screen, una pantalla LED de 25 metros cuadrados que ofrece a los habitantes de Bristol proyecciones gratuitas. No se pierda la estatua de bronce de Cary Grant, un actor nacido en Bristol muy conocido por sus papeles en las películas clásicas de Hollywood.

Cómo llegar: bájate en la parada 9 y cruza la calle para llegar a We the Curious

  1. 12-Catedral de Bristol

Situada en College Green, la Iglesia Catedral de la Santísima e Indivisa Trinidad, fundada en 1140, es una de las mayores iglesias medievales del Reino Unido. Durante el siglo XIV, gran parte de la iglesia fue reconstruida en estilo gótico decorado inglés. El extremo este de la iglesia es uno de los mejores ejemplos de “iglesia de salón” medieval en la que los techos abovedados de la nave tienen la misma altura que el coro y los pasillos.

Cómo llegar: bájate en la parada 9 

  1. Rutas a pie para contemplar obras de Banksy

El artista callejero Banksy, conocido en todo el mundo, nació en Bristol. Su obra ha adquirido tanta fama que no debes dejar pasar la oportunidad de admirarla. En realidad, es casi imposible visitar Bristol sin ver alguna de sus creaciones de street art, ya que el artista ha dejado su huella por toda la ciudad. 

La página web Visit Bristol ha elaborado una lista de las obras artísticas que puedes ver en la ciudad, o también puedes descargar en el móvil la aplicación ‘Self-Guided Street Art Cultural Walking Tour’ para localizar fácilmente las obras de Banksy. 

  1. Shopping en Bristol

Cuando se trata de ir de compras en Bristol, hay mucho donde escoger. Tanto si buscas tiendas independientes y originales que vendan de todo, desde juguetes a plantas, pasando por discos o moda de diseño local, como si buscas un gran centro comercial, esta ciudad es realmente la capital de las compras del suroeste de Inglaterra.

Stokes Croft y Gloucester Road, en el norte de la ciudad, forman una calle continua repleta de tiendas locales y alternativas, cafés y restaurantes. De hecho, es la calle con más tiendas independientes de toda Europa.

En el Harbourside, no te pierdas Wapping Wharf, el nuevo barrio independiente de comida y bebida de Bristol. Este nuevo barrio es conocido por su ecléctica variedad de restaurantes, cafés y tiendas de moda, así como por CARGO y sus contenedores marítimos reconvertidos, que confieren a la zona un auténtico carácter portuario.

Si quieres encontrarlo todo bajo un mismo techo, Cabot Circus es el lugar perfecto para ti. Es un centro comercial moderno de Bristol con 140 tiendas y la mejor selección de marcas internacionales y boutiques de diseñadores locales. 

No te olvides de pasar por el Mercado de San Nicolás, una visita obligada para cualquier visitante y uno de los mercados más antiguos de la ciudad. Con más de 60 puestos que ofrecen una gran variedad de productos y alimentos, este animado mercado es un lugar ideal para comprar y comer. En las calles peatonales adyacentes también se pueden encontrar varios mercados al aire libre, como el Mercado de Agricultores y Productores, que se celebra todos los miércoles de las 9 de la mañana a la 2 de la tarde.

  1. Disfrutar del campo

Si quieres huir del centro de la ciudad y disfrutar de los espacios verdes sin salir de ella, sólo tienes que cruzar el Puente Colgante y dar un paseo de 15 minutos desde Clifton Village hacia Ashton Court o Leigh Wood.

Ashton Court es una mansión y finca con 850 hectáreas de bosques y praderas diseñada por Humphry Repton y que incluye muchas actividades, como dos campos de golf, un campo de orientación y rutas para montar a caballo y BTT. Todos los años, en agosto, Ashton Court es la sede del Bristol National Balloon Festival.

Al norte de Ashton Court se encuentra la Reserva Natural Nacional de Leigh Woods, un lugar perfecto para escapar del ajetreo de la ciudad y respirar aire fresco. Es una zona boscosa de 2 kilómetros cuadrados y un lugar privilegiado para avistar especies raras de plantas, insectos, hongos, animales y una rica variedad de árboles centenarios.

 

Hay muchas cosas que hacer en Bristol, así que ¿por qué no aprovechar al máximo tu visita incluyendo un circuito para descubrir la ciudad en bus ? Verás lo mejor de Bristol desde un autobús de dos pisos y podrás subir y bajar del autobús cuando quieras explorar la ciudad. Para hacerte una primera idea de nuestro itinerario, no dudes en echar un vistazo a nuestro mapa.