Debido a las obras de la carretera, la parada nº 2 de la ruta azul estará cerrada hasta el 26 de noviembre. Todas las actualizaciones del servicio están disponibles aquí.

50 datos fascinantes sobre el Big Ben

El Big Ben, icono de Londres construido en honor a la reina Victoria, lleva sonando cada quince minutos desde mediados del siglo XIX para velar por la puntualidad londinense. Sigue leyendo para saberlo todo sobre el Big Ben. 

Nuestros circuitos principales pasan por el Big Ben. Reserva tus billetes de autobús y bájate en la parada 17 para admirar la legendaria torre y su reloj. 

 

  1. Pese a que todo el mundo conoce este icónico monumento como el Big Ben, esta estructura se conocía de manera oficial como «La Torre del Reloj». Sin embargo, en 2012 se cambió la designación oficial a Elizabeth Tower (Torre de Isabel) con motivo del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II. 

  2. Aunque se utiliza el nombre Big Ben para designar la torre en su conjunto, en realidad esta denominación se refiere específicamente a la campana más grande de la torre del reloj, cuyo peso se acerca a las 14 toneladas. 

  3. La torre fue diseñada por el arquitecto inglés Augustus Pugin y su construcción se completó en 1859. 

  4. Elevándose a una altura de 96 metros, el Big Ben cuenta con 334 escalones para aquellos que deseen afrontar el reto de ascender desde la planta baja hasta el campanario. 

  5. Dejando de lado los aspectos estéticos, el reloj de la torre es famoso por su precisión y exactitud. En el momento de su finalización, el reloj fue reconocido en todo el mundo como el reloj de carillón de cuatro caras de mayor tamaño y más preciso del planeta. 

  6. No se sabe con certeza el origen del apelativo de la campana. Una versión popular afirma que debe su nombre a Benjamin Caunt, un campeón de pesos pesados de boxeo. Otros defienden que hace referencia a Sir Benjamin Hall, un ingeniero civil galés que supervisó la construcción. 

  7. El Big Ben sigue usando su mecanismo victoriano original para hacer sonar las campanas. Pero la torre cuenta también con un motor eléctrico moderno como respaldo en caso de que falle el viejo mecanismo, ¡así los londinenses no llegarán nunca tarde! 

  8. La base de cada esfera del reloj presenta una inscripción en latín: Domine Salvam fac Reginam Nostram Victoriam Primam (Dios guarde a nuestra reina Victoria I). 

  9. El reloj se detuvo a las 22:07 del 27 de mayo de 2005, seguramente por las elevadas temperaturas de ese día, que alcanzaron los 31,8 °C. 

  10. La campana original se partió durante una prueba realizada en 1857. Se fundió una campana de sustitución poco después, en abril del año siguiente. 

  11. La campana de sustitución se partió también, en 1859. El personal encargado de la campana solucionó este problema girando la campana un cuarto de vuelta en sentido horario y usando un martillo más ligero para golpearla. 

  12. Cada una de las caras de reloj está iluminada por veintitrés bombillas. Todas estas bombillas tienen una vida útil de más de 60.000 horas. ¡Esto es el equivalente a casi siete años! 

  13. El reloj informa con precisión de la hora a quienes pasan por allí, con un margen de error de un solo segundo. 

  14. La torre del reloj recibió el impacto de una bomba alemana en 1941. Pese a que una parte del trabajo ornamental sufrió daños leves, los intentos por destruir completamente el reloj resultaron fallidos. 

  15. A pesar de la reconocida precisión del reloj, se ha observado que las condiciones climatológicas adversas afectan a la hora a la que repican las campanas. Precisamente en la Nochevieja de 1962, las fuertes heladas y la nieve causaron un retraso en el carillón, haciendo que las campanadas del Big Ben sonasen diez minutos tarde. 

  16. Pese a que la fama del Big Ben atrae a turistas de todo el mundo, solo los residentes del Reino Unido pueden acceder al interior de la torre. Para ello, deben reservar con mucha antelación una visita a través de su representante parlamentario. 

  17. Debido a que las condiciones del terreno se han visto alteradas desde la construcción original del Big Ben, este está inclinado unos 230 milímetros hacia el noroeste. Si te preocupa este dato, debes saben que los expertos afirman que la inclinación de la torre no debería suponer un problema hasta dentro de 5000 a 10.000 años. 

  18. Diversos efectos térmicos a lo largo del año hacen que la torre oscile unos pocos milímetros hacia el este y el oeste. 

  19. La prensa a menudo se refería a la torre como la Torre de San Esteban durante el reinado de la reina Victoria, en alusión al hecho de que los parlamentarios se sentaban en el Salón de San Esteban.  Por este motivo, se usa la expresión «noticias de San Esteban» para hacer referencia a todos los asuntos relacionados con la Cámara de los Comunes. Este uso se mantiene en la lengua galesa, donde el distrito de Westminster se conoce como San Steffan. 

  20. Rompiendo con la tradición, el numeral romano que denota las cuatro en punto se representa como IV y no como IIII, que es lo habitual en la mayoría en los relojes de esfera con numerales romanos. 

  21. Los maestros relojeros utilizan monedas de penique para realizar pequeños ajustes de la hora. ¡Añadir o quitar una moneda de penique puede variar la velocidad del reloj en hasta 0,4 segundos al día! 

  22. Para garantizar que el reloj siga dando la hora con precisión, se le da cuerda a mano tres veces a la semana. El personal encargado de dar cuerda tarda aproximadamente una hora y media en completar el proceso. 

  23. Como forma de rendir homenaje a uno de los estadistas más respetados del Reino Unido, las campanas se silenciaron durante el funeral del primer ministro Winston Churchill. 

  24. El reloj sufrió su primera y única avería grave en 1976, cuando se dañó el regulador de velocidad del freno neumático y esto causó importantes daños al reloj que requirieron su clausura durante un total de 26 días en un período de 9 meses. 

  25. Las esferas del reloj y el campanario se iluminan por la noche, haciendo que el Big Ben se erija orgulloso en el horizonte londinense. 

  26. El Big Ben es el punto central de las celebraciones de Año Nuevo en el Reino Unido. 

  27. El 27 de julio de 2012, las campanas del Big Ben repicaron treinta veces a las 8:12 de la mañana para inaugurar la 30.ª edición de los Juegos Olímpicos. 

  28. A menudo, en cine y televisión se utilizan planos e imágenes del Big Ben para indicar que una escena va a transcurrir en Londres. 

  29. El Big Ben está siendo objeto de importantes reparaciones desde agosto de 2017, fecha en que se silenciaron sus campanadas. Se espera que la campana recupere su característico tañido en 2021. 

  30. Pese a que se haya silenciado, el Big Ben sigue repicando para marcar celebraciones importantes como el Día del Recuerdo (el segundo domingo de noviembre) y Nochevieja. 

  31. En la fecha prevista para la consumación del Brexit, el 29 de marzo de 2019, varios parlamentarios conservadores querían que repicasen las campanas del Big Ben. Tras varias semanas de negociaciones, se decidió no hacerlo. 

  32. El campanario de la torre cuenta con cuatro campanas de los cuartos. Estas campanas están afinadas a sol sostenido, fa sostenido, si y mi. 

  33. Cada campana de los cuartos tiene un tono diferente para que la gente pueda reconocer el cuarto que está sonando sin tener que mirar el reloj. 

  34. La campana grande toca la nota musical mi cada hora en punto. 

  35. Pese a ser conocido por el apelativo Big Ben, su nombre oficial es la Gran Campana. 

  36. Las campanadas del Big Ben se retransmitieron por primera vez a través de la radio el 1 de enero de 1924. 

  37. Los paneles de vidrio que forman cada una de las cuatro caras del reloj son tan frágiles que incluso un pájaro podría romperlos al chocar con ellos durante el vuelo. 

  38. La idea original era que cada una de las esferas estuviera hecha de hierro fundido. Sin embargo, se concluyó que este material resultaba demasiado pesado, por lo que se usó bronce de cañón para la manecilla de la hora. Debido al mayor tamaño del minutero, para esa manecilla se usó un equivalente al cobre hueco. 

  39. El Big Ben tiene el récord de ser la campana de mayor tamaño fundida por la Whitechapel Bell Foundry, al este de Londres. Aparte del Big Ben, esta fundición es también famosa por haber fundido la Campana de la Libertad, símbolo de la independencia de Estados Unidos. 

  40. Dice la leyenda que si alguna vez repica trece veces la campana del Big Ben, las estatuas de los leones de la plaza de Trafalgar cobrarán vida. Dependiendo de las distintas versiones de esta historia, ¡los leones defenderán o bien asaltarán la ciudad! 

  41. La última vez que se mantuvo en silencio el Big Bell fue en 2007 para llevar a cabo trabajos de reparación. 

  42. La campana del Big Ben se transportó mediante una barcaza a lo largo del río Támesis. 

  43. Tras el crucero de la campana por el río, dieciséis caballos la arrastraron a lo largo del puente y de ahí a la Torre del Reloj. 

  44. La Torre del Reloj cuenta con su propia celda, supuestamente reservada para parlamentarios insubordinados. 

  45. Cada una de las caras del reloj es una verdadera obra de arte de vidriería formada por hasta 312 fragmentos de vidrio opalino. 

  46. Los trabajos de renovación actuales le proporcionarán al campanario su primer cuarto de baño. 

  47. Se tardaron seis años en completar la construcción de la torre desde el inicio de los trabajos de cimentación en 1843. 

  48. Hasta ahora, las campanas del Big Ben han repicado durante el reinado de los monarcas británicos Victoria, Eduardo VII, Jorge V, Eduardo VIII, Jorge VI y, en la actualidad, Isabel II. 

  49. Debido a las normas de apagado de luces en tiempos de guerra, las esferas del reloj se mantuvieron apagadas durante la II Guerra Mundial. 

  50. Durante el mensaje de Navidad del rey Jorge V a través del Servicio Imperial, las campanadas del Big Ben pudieron ser escuchadas por una audiencia internacional por primera vez en 1932. 

En la actualidad, el Big Ben sigue atrayendo a visitantes de todo el mundo. Si deseas ver este monumento histórico, sube al autobús de la línea amarilla y bájate en la parada 6. Aprovecha la oportunidad de ver la torre del reloj más famosa del mundo reservando tu circuito turístico de Londres.